Espectáculos de Things Past de Teatro de Inmigrantes

En un escenario de 100 pies en la planta baja del único edificio de viviendas designado como punto de referencia de la nación, una compañía de teatro retratará las experiencias de los inmigrantes como historia viva este verano. Los miembros del Proyecto de Teatro de Inmigrantes, un grupo de actores de diversas etnias y religiones, subirán al escenario en el Museo de Vivienda del Lower East Side cada semana hasta agosto. En un antiguo pub conocido como Schneider’s Saloon, que abrió sus puertas en 1863, cuando se construyó el edificio de ladrillo rojo de cinco pisos en 97 0rchard St., la compañía espera recrear las experiencias de los inmigrantes que vivieron en los Estados Unidos. «Las actuaciones son muy específicas de la cultura, pero creo que tienen un atractivo universal», dijo Marcy Arlin, quien fundó la compañía en 1988. Arlin, quien ahora se desempeña como directora artística, dijo que formó el grupo de teatro para aprovechar » una audiencia que estaba inexplorada». Hija de padres rusos y polacos, creció consciente de lo poco que sabía más allá de la generación de sus abuelos. Arlin quería que las actuaciones les dieran a los inmigrantes una forma de expresar su pasado. «Quería hacer obras de y sobre inmigrantes», dijo. “Cuando comencé, había mucho sentimiento anti-inmigrante. Sentí que muchos de ellos se enfrentaban entre sí. Traté de decir [con las actuaciones]: ‘Miren todos, tienen mucho en común’. Después de casi una década de rebotar en lugares como South Street Seaport y la Biblioteca Pública de Brooklyn, la compañía comenzó a actuar el año pasado en el modesto escenario del museo. El escenario del teatro cuenta con un techo de hojalata del siglo XIX y un piso de madera cubierto de vinilo. Cada jueves por la noche, el grupo profesional, que varía en tamaño y tiene hasta seis miembros, representa una obra escrita y dirigida por una mezcla, según la obra, de negros, asiáticos, hispanos e indios americanos. Los organizadores del museo y los miembros de la compañía aplaudieron la asociación del museo y el grupo de teatro. Benjamin Trimmier, vocero del museo, dijo que la compañía refuerza la misión de la organización de tolerancia y preservación histórica de las experiencias de los inmigrantes. «El teatro es básicamente una forma de involucrar a la gente con la historia», dijo Trimmier. «Es una herramienta obvia para contar estas historias más allá de las salas [del museo]». Además de albergar el Proyecto de Teatro para Inmigrantes, el museo ofrece recorridos por cuatro apartamentos en el emblemático edificio de viviendas, que albergó a aproximadamente 7.000 residentes de 26 países a lo largo de los años. Cada apartamento de tres habitaciones y 325 pies cuadrados en exhibición captura un período en la vida de uno de sus ocupantes, desde la lucha de Nathalie Gumpertz, nacida en Alemania, para mantener a sus cuatro hijos en 1874, hasta un Shiva de 1918, o período de luto judío, después de un la pérdida de su patriarca por parte de la familia, un prensador lituano llamado Abraham Rogarshevsky. El año pasado, el Congreso designó el edificio de viviendas como Monumento Histórico Nacional, lo que lo hace elegible para recibir fondos y asistencia del Servicio de Parques Nacionales. El museo también está afiliado al National Trust for Historic Preservation. Más de 75.000 visitantes recorren los apartamentos cada año, según los empleados del museo. El museo también organiza clases de inglés como segundo idioma, organiza recorridos a pie por el vecindario y recientemente organizó una boda. La incorporación de la compañía de teatro es el último intento de la fundadora Ruth Abram y su personal de brindarle al público un recorrido interactivo de la vida de los inmigrantes. «Siempre sentimos que es muy importante dar voz a esta experiencia», dijo Katherine Snider, directora de relaciones públicas del museo, sobre las obras. «Tratamos de centrarnos en la historia trayendola al presente». Las próximas producciones incluyen la presentación el 1 de julio de «Geck and Gull», una obra de teatro dirigida por Dan Dzindzihashvili, quien emigró de la República de Georgia. La historia se centra en cómo las vidas de una pareja de ancianos rusos y su hijo chocan con la de una disc jockey de las Indias Orientales y un corredor de bonos basura hispano. «CaribBeing», que se presentará el 15 de julio, presenta a Tessa Martin, nativa de Trinidad, interpretando los personajes de 15 residentes de Brooklyn y Queens de diferentes regiones del Caribe. «El tema es que incluso entre los caribeños existe este secularismo», dijo Arlin. “Es todo un mundo de personas sobre las que la mayoría de los neoyorquinos no saben mucho”.

About the author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.